Misioneros del Espíritu Santo

Somos una congregación religiosa conformada por hermanos y sacerdotes ministeriales que buscan construir el Reinado del Espíritu Santo, el mundo nuevo que soñó Jesús, donde todos podamos ser hermanos, reconociéndonos como hijos de un mismo Padre, en el que se viva el amor, la justicia, la solidaridad, la fraternidad, la igualdad y la paz.

Estamos llamados a seguir radicalmente a Jesucristo, Sacerdote y Víctima, contemplativo y solidario, para hacer de nuestra vida un regalo agradable a Dios en beneficio de la humanidad. Somos acompañantes de procesos de dignidad y felicidad, y de compromiso con quienes sufren y constructores de una Iglesia de todos y para todos.

Actualmente, la congregación se encuentra en Italia, Brasil, Estados Unidos, Costa Rica, Colombia, España y México.

Espiritualidad

Vivimos la Espiritualidad de la Cruz, una espiritualidad sacerdotal, que consiste en el seguimiento de Jesús como Sacerdote y Víctima, cuyo símbolo es la Cruz del Apostolado.

Estilo de vida

Nos sentimos llamados a transformarnos en Jesús Sacerdote y Víctima, viviendo en comunidad de hermanos, en donde Él sea el centro de nuestra vida, relaciones y actividades. Queremos ser, ante todo, contemplativos y por eso, hombres de acción.


Misión

Nuestra misión es ser acompañantes que buscan extender el reinado del Espíritu Santo, animando a la Iglesia como pueblo sacerdotal, en procesos de santidad y compromisos de solidaridad con quienes más sufren.

FUNDADORES

P. Félix de Jesús Rougier, sacerdote, contemplativo y misionero

Como hombre de fuego, el espíritu del padre Félix fue decidido e inquebrantable, a la vez que obediente y dócil. Siempre emprendía, con valentía y entusiasmo, aquello que entendía que Dios le pedía hacer. Fue un hombre apasionado de Dios que fue declarado Venerable por el Papa Juan Pablo II en el año 2000.

Nació en Francia en 1859. A los 18 años entró con los Maristas, y fue ordenado sacerdote en 1887. Vivió como misionero en Colombia durante 6 años. En 1903 encuentra en confesión a Conchita Cabrera, quien le transmite que el Señor le ha revelado que es su voluntad de que funde la Congregación de los Religiosos de la Cruz.

Concepción Cabrera, laica, mística y apóstol

Conchita es la mujer por medio de quien Dios inspiró, en primer lugar, la Espiritualidad de la Cruz, las Obras de la Cruz y en ellas a la Congregación de los Misioneros del Espíritu Santo. Conchita nació en San Luis Potosí en 1862. Se casó con Francisco Armida y fue madre de nueve hijos. Su vida se caracterizó por una intensa y apasionada búsqueda espiritual, en sus abundantes obras quedó recogido todo el legado espiritual y teológico de dicha espiritualidad. Murió con fama de santidad en México D.F. el 03 de marzo de 1937. Fue declarada beata en 2019. La Congregación de los Misioneros del Espíritu Santo se fundó en México el 25 de diciembre de 1914, en la capilla de las Rosas del Tepeyac, en medio de tiempos difíciles marcados por la Revolución y persecución religiosa.


P. Moisés Lira Serafín


Primer Misionero del Espíritu Santo nació en Zacatlán Puebla el 16 de septiembre de 1893, falleció en la Ciudad de México el 25 de junio de 1950. Un hombre de oración intensa, amante del silencio y de la contemplación, por su profundo amor a Dios, tuvo una vida religiosa ejemplar, con una devoción filial a la Virgen María, fundó la Congregación de las Misioneras de la Caridad de María Inmaculada. Fue declarado Venerable el 27 de marzo de 2013 y su beatificación se llevará a cabo el 14 de septiembre de 2024.

PROCESO DE FORMACIÓN DE UN MSPS

1. Postulantado

(1 año) en Aguascalientes: Su objetivo es clarificar los signos vocacionales que experimenta el candidato. Se realiza viviendo en una comunidad de Misioneros del Espíritu Santo, donde se recibe el acompañamiento y la capacitación necesaria, se participa de algún encargo pastoral y se tiene una experiencia laboral.

2. Noviciado

(2 años) en Querétaro: Es la etapa en que se prueba la vida del Misionero del Espíritu Santo desde una intensa vida de comunidad, con ciertos espacios de misión y amplios tiempos de oración, estudio y discernimiento. Es una etapa para conectar con la propia interioridad, comprender la historia personal, aprender a escuchar a Dios y enamorarse de Jesús y su causa. A partir de todo esto, discernir más a fondo el llamado vocacional. Para quienes así lo decidan y el Instituto lo confirme, termina con la profesión por un año de los votos religiosos como Misionero del Espíritu Santo.

3. Post Noviciado (“Filosofado”)

(3 años): Es una etapa de estudio de la licenciatura en filosofía con validez oficial, pretende lograr un pensamiento racional y crítico, que haga dialogar la fe con los retos contemporáneos. Se vive en una pequeña comunidad y se realizan diferentes actividades apostólicas y pastorales.

4. Etapa de formación de servicio apostólico (“E.Fo.S.A.”)


(2 años): Es una etapa de dos años para probarse en el servicio apostólico viviendo y trabajando en una comunidad de Misioneros sobre todo en la pastoral juvenil en una de nuestras parroquias.

5. Teología

(4 años): A través de los estudios teológicos, se forma el Misionero del Espíritu Santo adulto: con una mentalidad abierta y propositiva para hablar de Dios y su acción en el mundo desde categorías contemporáneas y las necesidades de las personas; y practicando las destrezas necesarias para ejercer nuestra misión.

QUIERO ACOMPAÑAMIENTO VOCACIONAL


Oficina del Templo 222 409 0429

Whatsapp 221 643 0717

PARTICIPA CON NOSOTROS

Acólitos Servidores con Espíritu

Es un grupo de niños, niñas y adolescentes, en los que se les instruye acerca de la forma de ayudar al sacerdote en la liturgia de la misa. Participan en las misas dominicales y se forman sobre aspectos fundamentales de Evangelización, Espiritualidad de la Cruz, y vocación. Además, participamos en paseos, viajes, y campamentos, que nos sirvan para profundizar en nuestra Fe, en la amistad, y en el Amor a los demás.
Nos reunimos todos los viernes de 6.00 pm a 7.30 pm en el salón San Pablo, área de pastoral de Huexo.

Experiencias Mi mejor versión

Te has preguntado ¿a qué quiero dedicar mi vida? ¿Dónde puedo servir a Dios? ¿Qué espera Dios de mí? Para ti, que eres un joven entre 18 y 28 años, en el Templo María Madre de la Iglesia, te ofrecemos, distintas experiencias, cuyo fin es ayudarte a buscar las invitaciones que Dios te hace de manera particular, ya sea la vocación al matrimonio, a la soltería, o la vida consagrada. Infórmate a través de nuestras redes sociales o en los avisos de la misa dominical. Te esperamos.

Acompañamiento vocacional

Te has preguntado ¿quiénes son los Misioneros del Espíritu Santo? El acompañamiento vocacional, es un espacio en línea en el que puedes dialogar con Misioneros del Espíritu Santo acerca de cómo viven su vocación, cómo descubrieron
su llamado y las dudas que tengas, sobre tu propia vocación.

Redes Sociales

Copyright © 2024 | Templo María Madre de la Iglesia | Mercabits

Política de Privacidad